¿Cómo funciona el algoritmo de las redes sociales más importantes?

Cómo funciona el algoritmo de las redes sociales Facebook, Twitter, LinkedIn e Instagram

Hacer crecer una comunidad online, mantener a los usuarios que nos siguen y publicar contenido de calidad. ¿Estos son los puntos más importantes para gestionar redes sociales? Nos falta lo más importante: conocer las reglas del juego.

 

Nos referimos a los algoritmos que dictan cuando y a quien mostrar el contenido que publicamos. Funcionan diferente en cada red social y siempre están en constante desarrollo, pero tienen el objetivo común de crear feeds de noticias ordenadas por intereses e interacciones de los usuarios.

 

Cualquier profesional de marketing interesado en publicar en redes sociales debe tener en cuenta el funcionamiento de los diferentes algoritmos -y estar al día de los cambios que se producen- para que la estrategia que establezca consiga atraer a su público objetivo.

 

El algoritmo de las redes sociales: cómo seguir obteniendo buenos resultados

 

 

Facebook

 

 

Mark Zuckerberg presentó a principios de 2018 un nuevo algoritmo que pretende favorecer la experiencia de los usuarios potenciando su interconexión. Esta nueva visión de la red social sentó como un jarro de agua fría en el sector, como un factor que limitaba el alcance orgánico de las publicaciones de las páginas de empresa.

 

Pero, cuando se cierra una puerta, se abre una ventana e incluso un universo entero: solo necesitamos enfocarnos en cinco puntos para seguir obteniendo buenos datos de alcance:

 

  • Publicar en los horarios más indicados según tu comunidad online y cautivar con los mensajes y las imágenes. El objetivo es generar engagement en los usuarios: ¡necesitamos likes y shares!
  • El formato vídeo se ha convertido en el rey, pero siempre que lo subamos directamente a Facebook. Si tienes medios suficientes, tampoco dudes en hacer directos.
  • Las publicaciones con una imagen -o con más de una- siempre tendrán más alcance que las que incluyen un enlace con previsualización.
  • No todo vale. Facebook penaliza que pidas likes, comentarios, shares o reacciones. Por eso mismo, prioriza la calidad del contenido por encima de la frecuencia, difícilmente tendrás buen alcance publicando varias veces por día.
  • No dudes en recomendar a tus usuarios que busquen en tu perfil la pestaña de Siguiendo para clicar en Ver primero para que no se pierdan ninguna publicación.

 

Algoritmo de las redes sociales: cómo aparecer primero en Facebook

 

Twitter

 

Twitter antes era un gran depósito de mensajes ordenados cronológicamente. Empujado por los cambios que se producían en otras redes sociales, incorporó también un nuevo algoritmo para mostrar los tuits más relevantes.

 

Sin embargo, el usuario sigue teniendo la posibilidad de tener activada o desactivada la función de ordenar cronológicamente los tuits de su timeline: siguiendo la ruta Configuración y privacidad, Cuenta y Contenido.

 

Algoritmo de las redes sociales: cómo configurar la aparición de tweets 

 

El adiós al orden cronológico supuso la bienvenida a una nueva ordenación del timeline mediante el deep learning, que tiene en cuenta tres criterios para valorar un tuit como relevante:

 

  • El tuit. Publica en la hora con más actividad, añade elementos multimedia y busca el máximo de likes y retuits. La calidad del contenido nos selecciona o nos descarta.
  • El autor del tuit. Twitter evalúa el historial de interacciones, la relación y el grado de conexión con los otros usuarios. Fortalece estos aspectos para que tus tuits se muestren más.
  • Tu actividad. Utiliza la plataforma constantemente. Twitter premia a los usuarios con mayor actividad.

 

 

LinkedIn

 

LinkedIn es la red social por excelencia para relaciones profesionales. Su algoritmo es bastante peculiar: cuenta con cuatro fases para asegurar la limitación del alcance de los contenidos de baja calidad o spam:

 

  • Fase 1: automáticamente cada imagen, texto, artículo o vídeo que publicamos se incluye en tres grupos (OK, Baja Calidad o Spam)
  • Fase 2: si se incluye en el OK, aparece en el feed de una parte de tus seguidores para testear las interacciones que provocan.
  • Fase 3: empieza la puntuación. Cada vez que la publicación registra un me gusta suma un punto, dos puntos con un comentario y tres puntos si es compartida. La puntación obtenida dentro de este grupo de usuarios marcará su alcance, mostrándose a más personas a mayor puntuación por considerarse de alta calidad.
  • Fase 4: es el turno de los editores humanos de LinkedIn, quienes terminarán de decidir si concederle un alcance mayor.

 

¿Cómo salimos airosos entonces de un proceso tan sistematizado y algo enrevesado? Céntrate en publicar contenido relacionado con el mundo profesional y relevante para el sector en el que trabajas. Actualiza tu perfil, crea una audiencia estratégica, optimiza el contenido para generar más participación, publica en las horas señaladas, menciona a otros usuarios, utiliza hashtags y alimenta la reciprocidad, es decir, comparte para que te compartan.

 

No olvides que LinkedIn come aparte. No es la red social que más interacciones genera ni de lejos. Existe un perfil de usuario muy extendido que prefiere observar y seguir tu contenido esperando el momento oportuno para contactar contigo por privado. En este sentido, analiza las métricas para asegurar que los usuarios que te interesan están viendo tus publicaciones. El paso del tiempo dirá.

 

Instagram

 

La vinculación que se establece entre tus publicaciones y los usuarios es el principal factor que tiene en cuenta el algoritmo de Instagram, que desde hace un tiempo dejó atrás –igual que Twitter- el orden cronológico de los posts y ahora dependemos de ciertas variables para que nuestros seguidores puedan visualizar nuestros contenidos.

Podemos decir que, si un contenido recién publicado genera likes y comentarios, Instagram lo considerará relevante y lo mostrará a un mayor de usuarios. Pero no todo es tan sencillo como parece. ¿Qué factores debemos tener en cuenta para vencer a su algoritmo?

  • Genera contenido de calidad propio de tu sector y prueba diferentes tipos de publicación (noticias, tutoriales, reposts, etc.) y formatos (vídeos, imágenes, carruseles, GIFs…). El algoritmo premia el mayor tiempo de lectura o de visionado.
  • Publica en el mejor horario. La primera hora de una publicación es decisiva: el número de impresiones e interacciones en este lapso decidirá si se viraliza o cae en el olvido. Por eso mismo, no te olvides de los hashtags: utiliza los más interesantes para tu marca y para conseguir resultados.
  • Tus publicaciones no deben tener otro objetivo que el de crear engagement. Cuanto más participan los usuarios, más tiempo pasa la publicación en el timeline. Es un pez que se muerde la cola: más engagement, más visibilidad.
  • Los comentarios que reciben tus publicaciones deben ser respondidos rápido de la forma más personalizada posible. La interacción con tus seguidores es importante para el algoritmo, así que no te despistes con las notificaciones. Intenta evitar las contestaciones monosilábicas o con un solo emoji; utiliza más de cuatro palabras con sentido para que Instagram no te detecte como un robot.
  • Dale caña a las stories. ¡Las interacciones, los mensajes y los comentarios que generan ellos te posicionan y son el gancho perfecto para tu galería!

No intentemos engañar a los algoritmos, son más listos que nosotros. La compra de seguidores y los mensajes de robots no nos permitirán crecer ni conseguir los objetivos que nos marquemos. Centrémonos en conocer las reglas del juego y en ser los mejores jugadores. 

 

 

gestión de Redes Sociales

También te puede interesar:

ebook Inbound Marketing GO2JUMP

Suscríbete al Blog

Últimos artículos:

caso éxito de SEO - GO2JUMP