Hummingbird, el nuevo algoritmo de búsquedas de Google

hummimbird.jpg

Durante la semana pasada Google celebró su 15º aniversario con un divertido doodle en el que teníamos que romper una piñata de cumpleaños y conseguir el máximo de puntos posibles.

Sin embargo, ésta no fue la única sorpresa que nos dio Google la semana pasada. A finales de semana, el gigante buscador anunció que desde Agosto está en marcha el nuevo algoritmo de búsquedas: Hummingbird.

Google suma un nuevo animal

Después de sus ya de sobras conocidos Penguin y Panda, Google ha presentado al nuevo animal de la familia, el colibrí (hummingbird).

Hummingbird es el nuevo algoritmo que trata de mejorar las consultas más concretas y complejas de los usuarios. Amit Singhal, vicepresidente de búsquedas dijo que “Google Hummingbird quiere poner más atención en cada palabra de una búsqueda pero teniendo en cuenta el significado en conjunto de toda la búsqueda”, es decir, intenta ir más allá de la simple comparación de las palabras de la consulta con las palabras que tiene indexadas, para entender la necesidad del usuario y proporcionarle resultados más afines.

El nombre de Hummingbird le viene por sus dos principales cualidades “es rápido y preciso”. No se trata de una actualización, sino de un nuevo algoritmo que debe mejorar sustancialmente los resultados que aparecen en las búsquedas de los usuarios.

El funcionamiento de Hummingbird

El nuevo algoritmo supone un paso más hacia las búsquedas semánticas. Con esta novedad, Google intenta comprender el lenguaje de forma que en lugar de buscar con palabras clave, podamos buscar con preguntas y obtengamos la respuesta más adecuada.

Por ejemplo, si necesitamos cambiar el aceite de nuestro vehículo. Hasta ahora, para conseguir los mejores resultados buscábamos “cambiar aceite Barcelona” por ejemplo. Con Hummingbird, conseguiremos los mejores resultados buscando “¿Dónde puedo cambiar el aceite del coche?”. Google ordenará nuestros resultados, tanto geográfica como semánticamente, mostrando los talleres más cercanos en los que podremos cambiar el aceite.

De esta forma, Google quiere adaptarse a las búsquedas más naturales, que se han incrementado sustancialmente en los últimos años debido, sobre todo, a la posibilidad de realizar búsquedas por voz que desde hace un tiempo ya se puede realizar desde cualquier smartphone. Es lo que algunos ya llaman “búsquedas conversacionales”.

Las incertezas del SEO con Hummingbird

La sorpresa ha sido mayúscula al enterarnos que Hummingbird ya lleva un mes en funcionamiento ya que todavía no ha desarrollado todo su potencial y su efecto en los resultados de búsqueda es mínimo.

Sin embargo, desde Google esperan que el colibrí afecte a un 90% de las búsquedas mundiales, un cambio sin precedentes desde el año 2001.

De momento es pronto para saber cómo afectará al SEO y qué consecuencias tendrá en las páginas de resultados ya que deben pasar unos meses para empezar a notar cambios importantes.

posicionamiento orgánico en buscadores

También te puede interesar:

Suscríbete al Blog